ISLA DE SAN SIMÓN



Otro de los lugares más interesantes de la Ría de Vigo, que podemos visitar con “MAREGALIA SAN YAGO CHARTER” es el Archipiélago de la ISLA DE SAN SIMÓN Y SAN ANTÓN.

Las islas de San Simón y de San Antón son un excepcional y paradisíaco enclave situado en la ensenada de la ría de Vigo, testigo de tragedias y avatares marítimos, idílica referencia literaria de la poesía medieval, refugio monacal, lazareto para enfermos infecciosos, cárcel del régimen dictatorial franquista para aislamiento político...

En 1999 fue declarado Bien de Interés Cultural por la Xunta de Galicia y la isla y su ensenada forman parte de la Red Natura 2000 como hábitat natural europeo protegido con gran valor patrimonial y ambiental, y su visita deberá ser siempre autorizada por el Órgano de la Xunta de Galicia competente.


El poder de inspiración artística fue constante en su historia y uno de sus mitos, El Capitán Nemo y sus aventuras, ya fueron narradas por Julio Verne, inspirándose en los galeones hundidos en la Batalla de Rande. Sus diversas fases históricas podemos resumirlas así ;

(www-cultura.gal>IladeSanSimon)


EDAD MEDIA


Las primeras ocupaciones son de orden religioso. Se cree que en el siglo VI se instaló el primer monasterio que fue destruido por árabes o quizás vikingos, y más tarde en el siglo X y hasta el XIII llegan los benedictinos y posteriormente los legendarios y misteriosos templarios que levantaron la primera ermita, destruida de nuevo por las tropas de Almanzor.


En 1517 la Orden Franciscana se instala en la Isla y se trata de la primera ocupación estable confirmada. Estos frailes arreglan la ermita y construyen una cisterna para abastecerse de agua potable. Fue un período de años de vida sosegada tanto para los monjes como para visitantes de vida más agitada, ya que ofrecían escondite y reposo para barcos amenazados en situaciones comprometidas, y cuya calma se truncó en 1589 cuando el corsario Drake pasó a cuchillo a los últimos ocupantes de este convento quien arrasó sin piedad la ciudad de Vigo y por consiguiente la Isla de San Simón en uno de los episodios más sangrientos ocurridos en nuestras costas.


Unos siglos después, el 23 de Octubre de 1702 tuvo lugar la Batalla de Rande en la que los navíos anglo-holandeses atacan a los navíos españoles cargados de tesoros procedentes de América que se ocultan al fondo de la Ría, y que se protegen también con la escudería francesa. Aun así, los navíos anglo-holandeses consiguen reducir todas las defensas, y en menos de 10h dejan a los navíos franceses en llamas, y vía libre para llegar a los codiciados galeones españoles. Al verse acorralados, estos hunden sus barcos con la preciada carga. Los atacantes victoriosos consiguieron hacerse con un galeón, pero cuenta la leyenda que este también encalló y se hundió en la salida de la Ría de Vigo.


LAZARETO MARÍTIMO


Agotada de tantas contiendas, la Isla de San Simón vivió un período de reposo hasta 1838, año en que se creó un Lazareto marítimo. Este fue creado debido a epidemias infecciosas mortales que se extienden por Europa debido al comercio marítimo con América, Asia y África y que obligaron a crear por todo el continente nuevas estaciones de cuarentena en la que los pacientes infectados eran aislados para evitar contagios.


La construcción de la Casa de Plagas de San Simón fue un costoso proyecto de ingeniería y arquitectura que permitía la transformación de la Isla en un centro, no sólo para acogida de enfermos sino también para control y cuarentena de pasajes de barcos procedentes del exterior y con destino a puertos de Galicia y norte peninsular.


Poco después de entrar en funcionamiento, este fue destinado únicamente a enfermos desahuciados con graves enfermedades contagiosas y recluidos en la vecina Isla de San Antón. Debido a esta recalificación se transformó la fisonomía de la Isla. Se construyeron diversos edificios en la Isla de San Simón dedicados a diferentes funciones portuarias para acoger barcos que debían pasar obligatoriamente por la Isla para someterse a la Inspección Sanitaria y su cuarentena si fuese necesarios. Esto dio lugar a necesidades de aprovisionamiento y se fueron creando empresas consignatarias lo que favoreció el auge de la actividad portuaria de la Ría de Vigo.


Aparte de los edificios, se adaptaron espacios verdes en los que destaca el “Paseo de los Buxos”, uno de los grandes emblemas de la Isla por su antigüedad y singularidad. También se construyó un puente que unía San Simón con la “Isla Sucia”, con grandes portalones en ambos lados, y que solo podían atravesar los enfermos desahuciados y el personal que los atendía.


Con el descubrimiento de nuevas vacunas contra el cólera a finales del XIX y principios del XX, la actividad empieza a decaer y provoca el cierre definitivo del Lazareto de San Simón.


CARCEL- COLONIA PENITENCIARIA


Tras el cierre del lazareto se realizaron diversas propuestas de reutilización de las instalaciones que no llegaron a cuajar porque la Guerra Civil española paralizó cualquier iniciativa y finalmente la isla se convirtió en colonia penitenciaria, función que desempeñó entre 1936 y 1943, albergando presos de zonas próximas y también detenidos procedentes de otros puntos de España, convirtiéndose en un campo de concentración donde miles de presos vivían hacinados y en condiciones infrahumanas. La Isla de San Simón se destinaba a prisión, y en la de San Antón se instaló el acuartelamiento de soldados encargados de vigilar el penal. Se considera esta, la época mas negra y trágica de la historia de la Isla.


Se cerró en el año 1948 y se recuperó como albergue de residencia temporal para los miembros de la guardia de Franco, pero un trágico suceso, el hundimiento del barco “A Monchita” por un exceso de carga humana, provoco la muerte de 43 personas, provoca la clausura y cierre definitivo como albergue en 1950.

Las islas serían reutilizadas durante los años 50 para la creación del Hogar Méndez Núñez que acogía a huérfanos de marineros y familias con pocos recursos. Los niños iban cada mañana en barco a la escuela hasta la playa de Cesantes, y de ahí caminando hasta Redondela. Este proyecto efímero, estuvo activo hasta 1963, y la Isla que pasó a depender de nuevo d de la D.G. de Sanidad queda abandonada totalmente.

El cruceiro en homenaje a las víctimas del naufragio de A Monchita, inaugurado en 1958 en el islote de As Cobreiras, al sur del archipiélago, fue el último elemento monumental levantado en el conjunto de San Simón antes de su abandono definitivo, que se prolongó durante treinta años hasta un nuevo resurgir en los años 90 del siglo pasado, gracias al desarrollo del plan director que llevará a la rehabilitación de las infraestructuras.


REHABILITACIÓN


A partir de los años 90 vuelven a resurgir gracias al desarrollo del “Plan Director” que lleva a cabo la rehabilitación de las infraestructuras, y declara a la Isla de San Simón como centro para la recuperación de la memoria histórica.

El arquitecto Cesar Portela se pone al frente de proyecto para la conservación natural, cultural e histórico conocido como “La Isla de los Pensamientos, un centro vivo de reflexión y creación cultural compaginado con la memoria histórica y por supuesto su belleza natural.


QUE VER EN SAN SIMÓN


Aparte de su museo, y edificios con historia totalmente rehabilitados y que ofrecen una gran belleza por su colorido e integración en el paisaje de las rías galegas, con espacios verdes bien cuidados, podemos echarle un vistazo al siguiente Patrimonio cultural que seguramente nos sorprende también.

Capilla de San Simón (construida durante la época del Lazareto)

Paseo de los Buxos (arboles centenarios de gran belleza “bojs” que se plantaron también en la época del Lazareto)

Mina (Cerrada con una verja y excavada en roca, no se sabe exactamente su historia y época, pero está cargada de leyendas en las que aparece, como no, Pedro Madruga)

Paseo de Teruel (Construido alrededor de la isla por los presos políticos de Franco, en honor a la recuperación de la ciudad de Teruel)

Escultura de homenaje a Julio Verne y su libro “cien mil leguas de viaje submarino, inspirado en la isla y la batalla de Rinde), así como diversas esculturas de artistas gallegos repartidas por la Isla a partir de los años 90.


PARA MÁS INFORMACIÓN VISTE NUESTRA PÁGINA WEB

www.maregaliasanyagocharter.com


Escrito por: Merche Prol

Fotos: Jaime Varela

248 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo